29 de noviembre de 2013

Gracias por todo, Chema


Hoy vamos a culminar la semana con un post homenaje, y creemos que más que merecido.

Hace tres semanas se disputaba una de las carreras más míticas sobre asfalto, si no la más mítica. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del Maratón de Nueva York. Integrante cabecero de los World Marathon Majors, sin duda se trata del maratón más popular y más mediático del mundo. Pues bien, en esta pasada edición, se despedía de la alta competición, uno de los atletas más icónicos, cercanos, modélicos, agradables y admirados de nuestro país. El gran José Manuel Martínez Fernández. El gran Chema Martínez.

Maratón de NY (3-11-2013)
Su edad se puede cuantificar: 42 años (nacido el 22 de octubre de 1971 en Madrid). Los kilómetros que llevan encima sus piernas, son imposibles de medir. O casi imposibles, porque curiosamente, él mismo asegura que, en toda su carrera profesional, desde que iniciara su largo periplo internacional, allá por 1996, ha hecho casi 150.000 kilómetros. Cerca de 4 vueltas completas al globo terráqueo.

Si se le pregunta sobre su distancia predilecta, la cosa se torna en principio en duda. Chema mantiene una relación amor-odio con el maratón, "la distancia", pero reconoce que, sobretodo es "un corredor de diezmil". No duda en afirmar que es su prueba, en la que mejor se siente, y en la que, además, ha podido sacar a relucir todo su potencial como atleta. No en vano, se trata del atleta blanco que más veces ha corrido en la historia por debajo de 28 minutos y 10 segundos"El diezmil me lo ha dado todo", dice.

Su hoja de servicios, enorme, inmaculada, tanto de cantidad como de calidad, siendo la regularidad una de sus armas más destacadas (enlace a su ficha en la RFEA).
Fue tres veces Campeón de España absoluto (en 2002 de Cross Largo, y en 2004 y 2005 de 10.000m).
Campeón de Europa de
10.000m en Munich '02
Ha sido dos veces olímpico, la primera en Atenas '04 corriendo el 10.000m, y consiguiendo un magnífico puesto, primer no africano de nacimiento (ya que el 8º, Ismaïl Sghyr, competía bajo bandera francesa pero nació en Marruecos). Y la segunda en Pekín '08, ya en maratón, con una muy meritoria 16ª plaza.
Ha participado en la friolera de siete Campeonatos Mundiales consecutivos (en 10.000m, Sevilla '99 y Edmonton '01, puestos diecinueve y doce, respectivamente; y en maratón, 16º en París '03, 30º en Helsinki '05, 10º en Osaka '07, en Berlín '09 y 25º en Daegu '11).
Y ha brillado en tres Campeonatos de Europa. Primero, consagrándose como campeón en Munich '02, por delante de Dieter Baumann y José Ríos, en aquella magnífica final de 10.000m (que podéis ver aquí íntegra en castellano). En segundo lugar, en Göteborg '06, donde intentaba la 'machada' de doblar en 10.000m y maratón, obteniendo la plata en la pista, pero teniendo que abandonar en la prueba de ruta (para ver la final de 10.000m, pinchad en los enlaces: parte 1, parte 2 y parte 3). Y por último, en Barcelona '10, otro de sus grandísimos momentos, con la plata en el maratón (ver resumen aquí).

Subcampeón de Europa de Maratón
en Barcelona '10

20 maratones a sus espaldas (mas tres abandonos), de los que, curiosamente, sólo ha logrado vencer en uno de ellos, y precisamente en su ciudad (27 de abril de 2008, 2h12:42), ostentando una mejor marca personal de 2h08:09 (13 de abril de 2003 en Rotterdam).

Y sobre todo, un profundo amor y respeto por el atletismo. Un enamorado de su deporte. Y un 'runner' comprometido, carismático, que no duda en acercar la élite del atletismo al aficionado popular. Un tipo que ha conseguido llevar el atletismo a la calle, y trascender a su deporte, ávido de figuras con tal carisma y semejante halo de entusiasmo. Un atleta que, habiendo sufrido "como un perro" en su último maratón en la élite, apenas una semana después quedaba tercero en la Behobia-San Sebastián en un derroche de fuerza y ganas. Y que se despedirá del atletismo de primer nivel en la San Silvestre Vallecana, la de su ciudad, pero que nunca se despedirá de correr, porque lo siente, lo ama y le hace feliz. Que lo ha dado todo, desde la primera hasta la última carrera. Y del que los aficionados españoles y no españoles nos hemos sentido tremendamente orgullosos.


"Por edad, no puedo ni estar entre los mejores, ni superar mis marcas. Pero una cosa tengo clara: seguiré corriendo hasta que me muera".


Y que nosotros lo disfrutemos. Gracias por todo, Chema.






No hay comentarios :

Publicar un comentario