14 de agosto de 2013

Mundial de Moscú: Jornadas 3 & 4


LUNES 12 DE AGOSTO

De buena mañana comenzaba la calificación de lanzamiento de disco masculino. Mario Pestano y Frank Casañas conseguían darnos la alegría de colarse ambos en la final con sendos lanzamientos de 62.80m, quinto en su serie el canario, y 63.17m el hispano-cubano. El alemán Robert Harting dominaba la prueba.
Mullera, tras su gran serie, a la final de los 3000 obstáculos
En los 3.000 metros obstáculos, prueba complicadísima donde las haya, participación de tres españoles. Ángel Mullera conseguía realizar una sensacional carrera. Cuarto en un 'heat' durísimo con Mekhissi-Benabbad, Abel Kiprop Mutai y Benjamin Kiplagat. A la final por tiempos, con 8.19:26. El leonés Roberto Alaiz no tenía tanta suerte, y era octavo en su serie. Dio la cara, se mostró interesado en que la carrera fuera rápida, pero pagó el esfuerzo al final. Y el jienense Sebas Martos, en la tercera serie, terminaba décimo, dando muestras de un buen estado, pero alejado igualmente de los puestos de cabeza. Mullera luchará por ser, con el cuarto mejor tiempo de los clasificados, una de las sorpresas. Se nos antoja complicado, eso sí.
Mientras seguían discurriendo los diferentes concursos del heptatlón (que se resolvería el martes, día 13), la matinal terminaba con las series de 400 metros vallas, masculino y femenino. En hombres, Michael Tinsley, Jehue Gordon y Félix Sánchez serán los grandes favoritos. Atención al gran tiempo del serbio Emir Bekric. Veremos si lo refrenda en semis.
Y en féminas, Perri Shakes-Drayton conseguía el mejor tiempo de todas las series. La checa Zuzana Hejnová (mejor marca mundial de la temporada) está al acecho. Veremos unas semifinales y una final inmejorables.
Sorpresa en pértiga: Holzdeppe ganó a Lavillenie
Por la tarde, la final de pértiga buscaba coronar al francés Renaud Lavillenie como el mejor especialista de los últimos tiempos. El alemán Raphael Holzdeppe, que ostentaba la segunda mejor marca mundial del año con 11 centímetros menos que el francés (6.02m por 5.91m), saltaba 5.89m a la primera, altura que Lavillenie no pudo saltar hasta el tercer intento, hecho que a la postre daría el oro al alemán, ante la incapacidad de ambos de sobrepasar el listón en 5.96m. Sorpresa, ya que la mayoría dábamos a Renaud como claro favorito. Se le vuelve a escapar de nuevo un campeonato mundial al aire libre (bronce en Berlín '09 y en Daegu '11), en este caso, por haber realizado un concurso menos impecable que Holzdeppe. En las semis del 400m masculino, LaShawn Merritt, Masrahi, McQuay, James, Santos y Jonathan Borlée conseguían las 6 plazas que daban derecho a final directa. Tendremos otra interesantísima final el martes. En el 400m femenino, la británica Christine Ohuruogu se alzaba con el oro en el último suspiro, y con el récord de su país, por delante de la mejor del año, Montsho, y de la local Krivoshapka. La española Aauri Bokesa se quedó fuera de una final que ha tenido un gran nivel de participantes.
En lanzamiento de peso femenino, nada nuevo bajo el sol. La gran dominadora de la disciplina, la neozelandesa Valerie Adams, se imponía a la alemana Christina Schwanitz. Cuarto Mundial seguido, en lo que supone un récord histórico. Y en martillo masculino, el polaco Pawel Fajdek obtenía la mejor marca mundial de la temporada para llevarse la victoria.
Y llegábamos a la parte final de la tarde con dos pruebas de las importantes. Los 110m vallas masculinos coronaban al estadounidense David Oliver como mejor atleta de la temporada, reafirmándolo con la marca mundial del año, 13.00. Ganó con gran superioridad. Y el 100m femenino, que nos deparaba otra carrera (podéis verla aquí)
Fraser-Pryce, la más rápida del mundo
vencida con suficiencia y autoridad. En esta ocasión, por una jamaicana, Shelly-Ann Fraser-Pryce, que si bien ya ostentaba la mejor marca mundial del año (10.77), consiguió pulverizarla, con 10.71. La marfileña Murielle Ahouré y la norteamericana Carmelita Jeter completaban el podio de las mujeres más rápidas del mundo. Con ello, se reafirma el liderazgo de Jamaica en las pruebas de velocidad, tanto en hombres como en mujeres, tras la implacable victoria el domingo en el 100m del gran Usain Bolt.



MARTES 13 DE AGOSTO

La cuarta jornada de los Campeonatos comenzaba con las últimas pruebas del heptatlón,
Pascual, un muy meritorio sexto puesto
justo antes de que dieran comienzo los 20 kms marcha femeninos. Beatriz Pascual conseguía un magnífico sexto lugar, y July Takács entraba novena, a las puertas de los puestos de finalista. Lorena Luaces era 18ª, completando una sensacional actuación de nuestras marchadoras. La rusa Elena Lashmanova, actual campeona olímpica, y su compatriota Anisya Kirdyapkina, hacían doblete, que a punto estuvo de ser triplete, de no ser por la descalificación, ya en el estadio Luzhniki, de Vera Sokolova. En la cualificación del salto de altura masculino, gran sorpresa, y es que el actual campeón del mundo, el estadounidense Jesse Williams, no conseguía pasar el corte y se quedaba fuera de la final. El jueves veremos en la final a los dos favoritos, el ucraniano Bondarenko y el qatarí Barshim.

En las series del 5.000m masculino, primera decepción española del día, y por partida doble. Sergio Sánchez hacía un paupérrimo papel, con una discretísima marca de 13:52.05, penúltimo de su serie y descolgado y sin ritmo desde apenas los primeros compases de la carrera. Después, dijo que no había dormido nada en toda la noche, y que no consiguió activarse de ninguna manera. Los etíopes Gebrhiwet y Alamirew demostraron su estado y su poderío con sus dos primeros puestos. En la otra serie, en una carrera muy discreta, Aalemayehu Bezabeh demostró que sigue lejos del nivel que en teoría posee en sus piernas, con 13:34.68. Se le vio derrotado al final, y achacó al calor su mal resultado. El etíope Edris se batió el cobre al sprint por la "honra" frente a los keniatas Soi y Koech. Detrás, Rupp y Farah completaban, tras una carrera en la que los vimos tremendamente superiores en todo momento, los cinco puestos de clasificación directa. El campeón inglés no quiso gastar nada más de lo imprescindible, controlando en todo momento los puestos, y vigilando atentamente desde un correr relajado y tranquilo. Creo que volverá a conquistar el doblete. El viernes a las 18.45h saldremos de dudas. En cuanto a los españoles, el problema ya no son las marcas, discretísimas de por sí, sino la paupérrima sensación que nos dejan, achacando a factores externos lo que realmente son problemas internos.
En la tarde, el germano Robert Harting se hacía con el oro en lanzamiento de disco, por tercera vez, con Casañas noveno y Pestano duodécimo y último. La final era lo que se pedía. Más que suficiente para ambos. La final de salto con pértiga femenino nos invitaba a contemplar a la leyenda, a ver la que era, tal vez, la última competición de la eterna Yelena Isinbáyeva. Ante su público, la rusa nos regaló un concurso memorable, saltando 4.89m al primer intento, por delante de los tres nulos en la misma altura de la campeona olímpica Jennifer Suhr y la segunda en Londres, Yarisley Silva. Isinbáyeva buscó el récord mundial, con su intento sobre 5.07m, pero no pudo conseguirlo. Con 31 años, siendo la actual campeona del mundo y habiendo hecho la mejor marca del año con el salto que le dio la victoria, es posible que se retire definitivamente de la competición. Sea o no sea así, nos quedará para siempre el mito y los recuerdos de una atleta inolvidable.

Terminaba también el heptatlón, coronando a la ucraniana Ganna Melnichenko, ante las bajas de la británica Ennis-Hill y de la rusa Chernova. En las semis del 1.500m femenino, Natalia Rodríguez no conseguía colarse en la final por puestos, y tampoco por tiempos. Esperábamos mucho más de una atleta que siempre da la cara en alta competición. Se vio encerrada en el primer kilómetro, viéndose obligada a remontar, y pagando el esfuerzo anterior con una latente incapacidad para acometer un último cambio. "Al final me he hundido. No valen las excusas", dijo la tarraconense. Diferencia evidente con las excusas de otros atletas. La final del 'milqui' estará realmente abierta. Apostamos por la plusmarquista del año, la sueca Aregawi.
En la final de 800m, apostábamos hace unos días claramente por la victoria de Mohammed Aman ante la ausencia del coloso Rudisha. No fue tan clara, pero el abisinio se llevaba la presea dorada. En una durísima carrera, llena de codazos y empujones, que Solomon quiso dominar (acabó hundiéndose en la sexta plaza), el americano Symmonds se colaba segundo, y Souleiman, de Djibouti, tercero. En un portentoso arreón final, Aman demostró que, ante la ausencia del recórdman mundial, él es la referencia. 1:43.31, segunda mejor marca mundial del año, en una carrera que tuvo por momentos parciales de infarto.
En los 3.000m obstáculos femeninos, Diana Martín se había colado en una final que demostraría, a la postre, un nivel implacable. Las tres primeras, las kenianas Milcah Cheywa y Lidya Chepkurui, y la etíope Sofia Assefa, conseguían las tres mejores marcas de la temporada, esta última con una espectacular remontada tras salir trastabillada de un obstáculo, adelantando en un portentoso final a su compatriota Hiwot Ayalew. La madrileña Diana Martín, como hemos dicho, pese a no conseguir puesto de finalista, batió su mejor marca del año (9:38.30): "Me voy muy satisfecha con el resultado conseguido, pero ha sido una pena no poder colarse entre las ocho primeras".
Y para terminar la jornada, el 400m masculino, con la sensacional actuación de LaShawn Merritt: plusmarca personal, mejor registro de la temporada... y puñetazo en la mesa.
Un exultante Merritt vuelve por sus fueros
Ganó con autoridad, siendo perseguido infructuosamente por un Kirani James que agonizaba en los últimos sesenta metros, siendo engullido por el grueso de los finalistas y terminando en un lastimoso séptimo lugar. Tony McQuay era segundo, mejorando aún más su mejor marca del año y plusmarca personal,
 y el dominicano Luguelín Santos, tercero, en una última recta prodigiosa.




Así terminaba la cuarta jornada de campeonatos. Hoy, día 15, la única jornada sólo matutina, con varias cosas muy interesantes, y actuación de varios españoles: 50 kms marcha (Bragado, Villanueva y Díaz), clasificación de martillo femenino, 5.000m femenino (con Dolores Checa), clasificación de salto de longitud masculino (prueba con posibilidades reales de medalla, con Eusebio Cáceres), y 'heats' de 1.500m masculino, (David Bustos).




No hay comentarios :

Publicar un comentario